Conocer Marrakech

Con numerosos monumentos declarados como patrimonio de la humanidad y una cultura milenaria inigualable, esta prestigiosa ciudad imperial, de las más importantes de Marruecos, propone una amplia variedad de lugares destacados para conocer.

Marrakech es un metrópoli que necesita que le dediquemos, como mínimo, tres o cuatro días para recorrerla. Sobre todo, para poder inmiscuirnos en sus calles y pueblos y no perder la oportunidad de dejarnos atrapar por su esencia.

Etiquetada como la primer capital turística de Marruecos, esta mágica ciudad, famosa por sus mercados y festivales artísticos, cuenta con un origen legendario y mitológico. La leyenda hace referencia a que cuando se construyó, en el año 1158, la mezquita Koutobia (una de las más importantes del mundo islámico), en el centro de la ciudad, ésta comenzó a sangrar de tal manera que todo a su alrededor se tiñó de rojo; lo que explicaría el color predominante en las casas y demás edificios de la ciudad, y el color de la bandera del país.

En medio de su vibrante centro urbano, se ubica la famosa plaza de Marrakech, Yamaa el Fna, caracterizada por una amplia extensión abierta, situada en el interior del barrio antiguo de la ciudad, en la que, habitualmente, hace de escenario a malabaristas, narradores de cuentos, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y toda una variedad de artistas.

Para visitar este excepcional punto turístico marroquí, es aconsejable hacerlo durante los meses de septiembre y mayo, ya que son los más templados y el calor agobiante se hace sentir en otras épocas del año. Otra opción es en el mes de junio, donde se lleva a cabo el principal festival cultural del país.

Los mercados tradicionales de la ciudad, más conocidos como “zocos”, son el circuito más elegido por los turistas. Generalmente, están dispuestos en la plaza central, o sus alrededores. Allí se pueden adquirir productos típicos marroquíes y de toda la cultura árabe; además de otros artículos variados y distintos servicios que van desde peluquería hasta transporte para recorrer la ciudad, como los que ofrece la agencia rentadora Hertz.

Otro de los medios de locomoción para desplazarse por Marrakech y disfrutar de un singular paseo por la ciudad el el coche tirado a caballo, más conocido como “calesas”. También están los “petit taxi” y los clásicos autobuses urbanos.

Para recorrer cada rincón de la ciudad y disfrutar de toda su riqueza histórica,cultural y artística, es recomendable contratar visitas guiadas por los sitios más importantes de la medina, para no perderse, además, entre sus laberínticas calles.

Te gusta viajar por el mundo?

Recibí en tu email ofertas de viajes por el mundo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te gusta viajar por el mundo?

Recibí en tu email ofertas de viajes por el mundo