Consejos para que la operación retorno vaya lo mejor posible

El final del verano se acerca y toca volver de esas vacaciones tan esperadas durante todo el año. Sin duda es uno de los días que más cuestan de asimilar y por eso la DGT pone en marcha la operación retorno para que la carretera sea lo más segura posible.
Nadie quiere enfrentarse cara a cara con la vuelta de vacaciones, pero es algo que es inevitable. Lo único que nos queda en este sentido es asimilar que hay que volver y hay que hacerlo de la mejor forma posible. Para ello vamos a darte una serie de consejos para que todo vaya como la seda.

Estudia bien el recorrido

Seguramente todos sepamos volver a casa sin necesidad de utilizar el GPS, pero siempre es necesario tener claro la ruta que tenemos que elegir. Los atascos estarán a la orden del día, así que lo mejor es coger un mapa y elegir el mejor itinerario.
La ruta que te permita llegar a casa con rapidez puede ser la mejor, sin embargo también tenemos que pensar en la comodidad del viaje, con las paradas para descansar o donde efectuar un estacionamiento para comer.

Utiliza ropa cómoda

Parece algo simple y obvio, pero para ponerte a conducir durante un periodo largo de tiempo es necesario estar cómodo con la ropa que tengas. Se recomienda que no apriete ni que quede excesivamente suelta.
El calzado es algo fundamental y es que puede ser que llegues de la playa, de estar acostumbrado a llevar las 24 horas del día las chanclas, pero hay que recordar que está prohibido conducir en chanclas porque resulta muy peligroso ya que pueden engancharse en los pedales y causar un accidente.

Ten una buena actitud

Siempre que nos ponemos al volante tenemos que hacerlo con calma, paciencia y buena actitud. No sirve de nada gritar al de al lado ni cabrearse en los imprevistos, no vas a llegar antes por quejarte del resto de conductores que tienen el mismo objetivo que tú.
En cualquier caso, puede que la culpa no sea tuya y que haya otro conductor que provoque un accidente. Ojalá no  tengas que rellenar un parte de accidente, pero es bueno que sepas cómo hacerlo. Ante todo: educación.

No olvides descansar antes del inicio del viaje

No hay que romper el ciclo de sueño antes de la operación retorno, pero levantarse o acostarse a una hora no habitual supone una pérdida de atención en el momento de conducción.
Siempre que sea posible, no hay que viajar de noche ya que la conducción en la noche provoca fatiga y somnolencia en el conductor poco habituado. Además, mucho cuidado con iniciar el regreso a casa después de una sesión de playa o montaña.

Controla la cantidad de comida que comes

Antes de ponernos en marcha con el viaje no conviene comer en exceso, esto lo que hará es que tu cuerpo no necesite tanta energía para realizar la digestión por lo que te encontrarás mucho más activo.
Del mismo modo, no tendremos que comer mucho en el momento que realicemos una parada para descansar. Evitaremos la fatiga y las ganas de dormir, algo que es imprescindible para continuar nuestro viaje.

Mucho cuidado con las maletas

Cuando coloques el equipaje no solo hay que pensar en aprovechar el espacio al máximo, sino que también tienes que asegurarte de tener la máxima visibilidad, por lo que no tendrás que poner trastos encima del salpicadero ni de la bandeja trasera.
Y es que en caso de un frenazo brusco, además de no tener buena visibilidad, pueden salir objetos disparados que nos distraigan o que nos golpeen. Finalmente, intenta equilibrar el peso en el maletero y siempre que puedas no utilices la baca.

Habla, pero no te distraigas

Para que la conducción sea lo menos monótona posible podrás tener una agradable conversación con los acompañantes que estén en el coche, escuchar la radio, tu CD preferido… Pero eso si, siempre la mirada en la carretera, no te distraigas lo más mínimo.

Adáptate al entorno

No sirve de nada adelantar a varios vehículos para estar justo delante de ellos a la misma velocidad. Por lo que tienes que conducir tranquilo, avisa de tus maniobras y estate siempre alerta. Recuerda mantenerte con una distancia de seguridad suficiente para que si hay frenazos o problemas tengas tiempo de reacción.

Descansa cada cierto tiempo

Este es el consejo más clásico que se puede decir, y es que es realmente importante para la operación retorno. Hay que hacer paradas de más o menos 30 minutos cada 2 horas como mínimo.
Lo más importante es que llegues a casa con los tuyos ya sea tarde o temprano. Por eso te deseamos un feliz viaje de vuelta y que que vaya todo bien.

Te gusta viajar por el mundo?

Recibí en tu email ofertas de viajes por el mundo

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te gusta viajar por el mundo?

Recibí en tu email ofertas de viajes por el mundo