¿Tienes puente? ¡Pues ven a Londres!

¿Pensando en irse a algún lugar de vacaciones en el puente de diciembre? Si aún no tiene claro a donde marcharse de vacaciones, y tiene varias opciones en mente, no dude que una de ellas es sin duda la ciudad de Londres.

¿Cómo resistirse a llegar a la ciudad y recorrer el barrio de Nothing Hill? No solo debe visitarlo por la fama que se ganó el barrio gracias a la película, sino por lo hermoso que resulta. Con unas casitas muy bajas y clásicas, no habrá visto belleza arquitectónica igual. Y si tiene suerte y a acudido justo durante su carnaval, quedara maravillado.

Aunque si opta por visitar Oxford Street, bien conocida por la gran cantidad de tiendas que tiene, y es un buen amante de las aventuras del detective Sherlock Holmes, siempre tiene la oportunidad de visitar la calle Baker Street y trasladarse a sus famosas aventuras.

¿Por qué no reservar el segundo día para visitar algo tan hermoso como la National Gallery? La mayor colección de arte del mundo al alcance de sus manos. Se quedará sin palabras al contemplar tales obras de arte. Seguro que no querrá salir del museo una vez que entre. Aunque si le gusta visitar museos, no podrá marcharse de la ciudad si haber visto en persona el Museo Británico. ¿Por qué no disfrutar durante todo el día de una visita para conocer un poco de historia?

Tienes puente pues ven a Londres

Pero cuatro días de vacaciones dan para mucho, piense que todavía le queden dos. Así que, ¿qué puede hacer en el tercer día? Si lo que le apetece es ir de compras no habrá mejor destino que Bond Street, una calle repleta de tiendas. Aunque si lo que desea es comprar algún recuerdo, o algún regalo para sus amigos, el mejor lugar es Convent Garden, donde artistas venden sus trabajos manuales a los turistas. Sin embargo, si lo que está buscando es comprar ropa para ir a la última moda, no habrá tiendas mejores que las que se encuentran en King´s Road. Aunque, ¿por qué no dejar atrás las calles de Londres y sumergirse en la magia de Chinatown?

A la noche no puede perder la oportunidad de subirse a un barco y disfrutar de un paseo por el río Támesis, contemplando el iluminado Big Ben y el Puente del Milenio. Será un avista que jamás se le olvidará.

Si en su cuarto día de viaje todavía tiene ganas de seguir visitando lugares de Londres, no puede perder la oportunidad de realizar un tour por la Torre de Londres o acudir a ver como se realiza el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham. En el caso de que todavía esté deseando ver más museos, ¿por qué no acudir al museo de Madame Tussauds, el museo de cera más famoso del mundo? Maravíllese con auténticas obras de arte que le dejarán impresionado. Pero si lo que quiere es perderse en medio de la naturaleza y relajarse, en ese caso su destino es el parque ST James, un lugar hermoso por el que pasear y despedirse de la ciudad.

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te gusta viajar por el mundo?

Recibí en tu email ofertas de viajes por el mundo