Porto Santo un destino paradisiaco

Reconocida como una de las diez mejores playas de Portugal, Porto Santo tiene atributos que le hacen merecedora de un sitial en tal listado. Se trata de una isla con una extensa playa que permite disfrutar de costas hermosas y divisiones que le dan vida a las playas Calheta, Ribeiro Cochino, Ribeiro Salgado, entre otras.

Recuerdo que cuando pasamos por ahí con un grupo de amigos hace unos años la recorrimos de punta a punta en varios autos para poder trasladarnos todos juntos y no perder un solo detalles del viaje.

La extensión es de nueve kilómetros de arena fina y amarilla y de agua cristalina y tranquila. La temperatura media del agua en invierno es de veintidós grados centígrados y en verano llega a veinticuatro grados centígrados, con una afluencia baja y media y con características inusuales que hace de la isla Porto Santo una de las mejores con sus playas, entre tales características destaca las propiedades curativas de la arena.

PORTO SANTO UN DESTINO PARADISIACO

Se ubica en el archipiélago de Madeira, y los nueve kilómetros de playas ofrecen propiedades terapéuticas con sus arenas. Tal cualidad es un hecho comprobado científicamente, la arena de Porto Santo son indicadas para personas que presentan problemas reumáticos y ortopédicos, razón por la que puede observarse casi siempre a personas enterradas en la arena hasta el cuello, ya que de esa forma se benefician de las propiedades de la arena.

La composición de la arena hace de Porto Santo una playa distinguida entre el resto de las playas de Portugal y de Europa entera. La utilización de la arena para fines médicos es una práctica que se remonta a siglos. Esta especial propiedad se debe a que esa arena amarilla es carbonatada y aunque también podría encontrarse arena con esas propiedades en Canarias y Cabo Verde únicamente en Porto Santo se le da tal uso médico en tratamientos para humanos.

Es importante saber que la isla tiene un origen volcánico, y la playa está dividida en varias en la parte sur. La suavidad de la arena, que es muy diferente a la arena de las platas de piedra oscura que se encuentran en la isla de Madeira, vecina de Porto Santo, y el mar de suaves temperaturas que es tranquilo y cristalino, son cualidades que definen esta playa como un destino paradisiaco.

Además de disfrutar de la rica temperatura del mar, de la arena amarilla y sus propiedades curativas, en Porto Santo también se pueden realizar prácticas de distintas modalidades deportivas. Como una atracción turística extra, que también atrae cantidades de turistas a la playa, está la Capela de Espíritu Santo, del siglo XVII. Esta atracción se encuentra tras las dunas, cerca del aparcamiento de la Plata Ribeiro Cochino. La atracción de la Capela está en que allí pueden encontrarse obras del pintor flamenco Van Cleve. De manera que Porto Santo ofrece una experiencia turística completa, que comienza con la belleza de su playa, su arena y las bondades del mar y su temperatura.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *