Los españoles son extraños con sus vacaciones, algunos prefieren pasarla en casa a pesar de que son muchos los visitantes del extranjero que toman a España como uno