Ciudades europeas famosas donde predomina el buen tiempo

Europa, el Viejo Continente, por oposición al Nuevo Mundo, es un continente de una excepcional densidad de población, con más de 350 millones de habitantes en una superficie relativamente pequeña, comparada con el resto del mundo. Los climas varían del mediterráneo al polar, pasando por el continental o el más templado.

Autor: jarekgrafik-Pixabay
Autor: jarekgrafik-Pixabay

La ciudad de Munich

La ciudad de Munich está situada en una zona intermedia entre el clima húmedo atlántico y el clima seco continental, lo que explica el carácter cambiante de su tiempo. Los Alpes bávaros registran las mayores precipitaciones del país, así como las más bajas temperaturas. El tiempo en Munich, gracias a su proximidad con los Alpes, hacen de este lugar la ciudad más nevada de Alemania.

El mes de julio es el más cálido, con 23 grados de temperatura máxima de media. En la media mensual de 140 mm de precipitaciones, hace igualmente que se trate del mes más húmedo. El mes de enero es sin embargo el más frío y más seco. En Munich los inviernos son duros, con temperaturas que oscilan generalmente entre los -6 grados y los 2 grados. Prácticamente hiela casi todos los días.

La ciudad de Florencia

Florencia es una de las capitales mundiales para todos los amantes del arte. Es en esta ciudad mágica donde nació el Renacimiento, y es allí donde se pueden encontrar los más bellos elementos de este período extraordinariamente rico de la historia. En el corazón de la Toscana, Florencia está rodeada de encantadoras colinas sembradas de cipreses, y bañadas por una suave luz.

Del siglo XII al siglo XVI, la ciudad destacó en Italia y en toda Europa. Pocas ciudades tuvieron tal influencia en la historia. Pero esta ciudad, dos veces milenarias, también dispone de una amplia lista de intrigas políticas y amorosas.

Paseos, excursiones y salir de compras son actividades que normalmente están en el programa de todo buen visitante. Los que piensan viajar a Florencia lo ideal es que lo hagan entre el mes de marzo y el mes de junio, o también entre el mes de agosto y el mes de noviembre. Durante los meses de verano, las temperaturas giran alrededor de los 30 grados, y los meses de julio y agosto, que son los más cálidos, la temperatura se sitúa alrededor de los 35 grados.

Florencia no es tan grande, por lo tanto no hay necesidad de tomar el coche. Es mucho más agradable, gracias a su buen tiempo, recorrer sus calles a pie o en bicicleta. Además, aparcar en Florencia es prácticamente una misión imposible.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *