Economía: Aprende todo lo que necesitas saber sobre el dinero con tan solo hacer un clic

Sitios web relacionados con economía -como el de Christian Silbergleit, por ejemplo- ofrecen información relacionada con el mundo financiero y todo lo que ello implica. Cosa importante si se toma en cuenta el alcance, la importancia y las repercusiones diarias que tiene el asunto, en la economía global.

Claro, para muchos este puede parecer un tema de conversación insostenible; por cuestiones de “complejidad”. Sin embargo, nada más alejado de la realidad. Pues, si se mirasen los aspectos relacionados con la materia monetaria desde la practicidad y la cotidianidad, se digerirían más fácilmente ciertos términos.

Lo primero que debes hacer, para ello, es evitar la predisposición. Tú eres quien construye cualquier tipo de barrera. Consulta, pregunta, investiga e infórmate constantemente. Todo esto, en gran medida, para tu propio beneficio. Ya que, la sociedad de hoy demanda individuos más preparados y capacitados.

C:UsersADMINI~1AppDataLocalTempRar$DI07.0621952.jpg

Primera transacción para adquirir conocimiento: Nociones básicas sobre el dinero

Cuando recibes tu salario o estás en la tienda de tu preferencia, obteniendo los productos o bienes que te hacen faltan, culminas ese proceso de consumo con un pago. El cual, por cierto, realizas a través de un determinado medio que ya la colectividad aceptó para tal fin.

Gracias a ello, y como lo debes estar imaginando, no solo tienes la facilidad de comprar algún tipo de servicio; sino, también, el sistema de un país puede fijar -en una misma unidad- el valor de los activos. Al tiempo que las empresas consiguen los recursos que necesitan en los mercados de producción.

Todo esto, sin duda, simplifica procesos y aumenta el número de operaciones que se pueden dar. Esto explicaría por qué, desde tiempos inmemoriales, cualquier cosa servía como medio de cambio, unidad de cuenta y depósito de valor: los metales preciosos o las pieles de castor, son algunos ejemplos.

Historias de interés

Precisamente, tal y como se indica en el párrafo anterior, dentro de los grupos primitivos el trueque era el mecanismo que dominaba las líneas comerciales de la época. ¿Te imaginas cómo funcionaría el mundo hoy si aún se mantuviesen este tipo de prácticas?

Se tendría que invertir tiempo y esfuerzo en encontrar a la persona que desease intercambiar justo lo que tú necesitases; aceptando, para ello, lo que pudieses ofrecerle. Esto es, en resumen, lo que algunos expertos llaman “la doble conciencia de deseos”.

Máximas financieras para personas que no son economistas

1) El dinero es un mecanismo útil para transformar el ingreso del presente en compras del futuro; y es la forma más líquida de riqueza, de todos los activos reales –bienes físicos tangibles- o en papel –acciones, bonos, fondos mutuos, cuentas de jubilación…-.

2) Por otro lado, la moneda debe ser escasa; pero, por supuesto, no en demasía. Es decir, la oferta debe ser suficientemente grande para satisfacer las necesidades de operaciones comunes. Así mismo, debe ser portátil y divisible.

3) En otro orden de ideas, ¿qué pasa con las tarjetas de crédito? Son, básicamente, préstamos a corto plazo, hasta cierto período de tiempo; que no tienen depósito de valor. Lo que quiere decir que no son dinero; porque si la compañía emisora decide dejar de respaldarla, esta perdería valoración.

C:UsersADMINI~1AppDataLocalTempRar$DI06.7501173.jpg

Procesos propios de la economía

El Banco Central tiene el poder de crear nuevos billetes y monedas, a través de la emisión y de los depósitos de encaje de los bancos comerciales. Lo que, valga acotar, define la base monetaria.

Así, entonces, la máxima institución bancaria tiene como labores prevenir crisis, o actuar en caso de que se presentase alguna; fungiendo como prestamista de última instancia. Sin contar que debe vigilar el sistema crediticio y velar por el funcionamiento del de los pagos.

Algunas limitaciones del Sistema Financiero Argentino

Eso sí, el Banco Central tiene prohibido efectuar redescuentos, adelantos u otras operaciones de crédito; comprar acciones, salvo las emitidas por organismos financieros internacionales; y hasta participar directa, o indirectamente, en cualquier tipo de empresa.

El listado de limitaciones es más extenso; y, si deseas obtener más información relacionada, consulta el marco legal correspondiente.

Hora de ir a la práctica: Relación entre el dinero y los precios

Según la teoría económica de Milton Friedman, incrementar la cantidad de dinero trae como consecuencia un aumento en los precios; y estos últimos se reducen siempre que exista una disminución en la masa monetaria. El Banco de España asegura que los economistas de hoy respaldan estas proposiciones.

Claro, cuando los precios -a mediano plazo- ni suben ni bajan de modo significativo, se hace referencia a una estabilidad. Para esto, se define un indicador que permite contrastar si las variaciones son, o no, realmente representativas.

Ya tienes la información en tus manos

Acabas de recorrer una rápida y concisa “guía” que expone los principales fundamentos teóricos del dinero. Por supuesto, es solo un abreboca de toda la materia que puedes aprender. ¿Un consejo? Internaliza lo que lees y, en caso de enfrentar algún problema financiero, recuerda contactar a los especialistas.

La gran ventaja es que, dentro de este mundo globalizado, puedes localizar a quien desees, desde donde estés. Además, se han inventado un sinfín de herramientas o aplicaciones digitales que pueden servirte de apoyo. Otra cosa que deberías hacer es documentarte con los datos que ofrecen determinados sites.

Y es que los indicadores económicos están, constantemente, sufriendo cambios que debes tener presente; sobre todo si decides realizar algún tipo de inversión. ¡No hay excusas! Conviértete en un administrador exitoso, de tu presupuesto y de tu vida, hoy.

C:UsersADMINI~1AppDataLocalTempRar$DI16.750103.jpg

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *