¿Qué ver en Asia? Los mejores destinos del Oriente

De los numerosos y prácticos viajes a Asia organizados siempre nos queda la duda de que es mejor, ¿las exóticas playas del sur?, ¿el mágico y monumental encanto de China y Japón?, ¿la mística de la India?

Para resolver estas y otras preguntas os traemos las joyas del lejano Oriente, según nos apetezca monumentalidad, naturaleza, historia o, por qué no, lujo asiático.

 

La Asia majestuosa

Majestuosidad en Asia tiene nombre escrito en caracteres chinos y japoneses. Estas dos milenarias culturas no solo nos han traído las más genuinas historias de ninjas y samuráis, sino también bellísimas construcciones como la Gran Muralla China, la Ciudad Prohibida o la hermosa Kyoto.

De hecho, solo entre estos dos países repletos de encantos naturales y monumentales suman 70 lugares calificados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (50 China, solo superada por Italia con 51 en este ranking, y Japón 20). Pero ojo, que sean dos culturas milenarias no significa que vivan ancladas en su pasado: todo lo contrario. Ambos países presumen de estar a la vanguardia de la tecnología y pasear por las calles de Shanghái, Tokio u Hong Kong nos envuelve en una experiencia vanguardista de excepción.

viajes organizados a Japón

Imagen: exoticca.com

 

La Asia paradisíaca

Playa paradisiaca es sinónimo de Tailandia y sus impresionantes islas y acantilados que recorrer en barcas tradicionales.

No hay destino en el mundo más apetecible para desconectar de todo que una playa de arena fina y dorada bañada por un mar cristalino como el que ofrece el mar de Andamán en Phuket, pero si buscas algo más místico y aún por explorar, nada como el encanto de Sri Lanka: la perfecta combinación entre el exotismo del sudeste asiático y la mágica cultura India.

Por otra parte hablando de paraísos naturales no debemos dejar de lado el río Mekong y las junglas de Vietnam: un lugar donde no nos importará perdernos.

 

La Asia cultural

No es que el resto de destinos no lo sean, pero si queremos sumergirnos en la cultura asiática, nada como la enigmática India de norte a sur.

A su personalísima cultura se le suma el encanto de apreciar parajes como el del obligado Taj Mahal, experiencia que si le sumamos la oportunidad de recorrer el desierto del Rajastán en camello o maravillarnos con los palacios de Benarés sin duda, nos quedará una sensación de querer volver a este punto cada vez que el cuerpo nos pida salir de nuestra burbuja.

 

La Asia del lujo y el exceso

La capital del lujo y el exceso del mundo, con permiso de Las Vegas, tiene nombre árabe, y no es otra que Dubai.

Dubai es exceso pero también cultura: una cultura crecida eso sí en torno a los petrodólares pero que nos deja impresionantes construcciones que no por ello dejan de ser admirables, construcciones como las que se nos presentan tocando el cielo el Burj Khalifa o flotando sobre el mar el Burj Al Arab.

Una ciudad donde no encontrar límites al disfrute siempre que se haga con sumo respeto, que se puede complementar con paisajes infinitos como el del desierto arábigo o las raíces históricas de la ciudad en su mezquita Jumeirah.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *