Acapulco, lugar para el descanso

En una de las más hermosas bahías del Pacífico mexicano, Acapulco es la ciudad más turística del país. Fue fundada por españoles en el siglo XVI y durante mas de 300 años siguientes fue el principal puerto del comercio con Extremo Oriente. Acapulco se convirtío en lo que hoy es cuando en los años cuarenta el entonces presidente Miguel Alemán creó en su suelo el primer complejo turístico de México; al poco tiempo llegaron estrellas de Hollywood y no tardaron en construirse hoteles.

Esta ciudad se divide en dos secciones claramente definidas: al oeste queda la parte antigua, el centro; y al este, la franja de 11 kilómetros de costa que recorre la Costera Miguel Alemán, una avenida bordeada por hoteles, tiendas y restaurantes. En el centro se encuentra la Catedral arabizante, de los años treinta, que da a la plaza mayor, y también la plaza de toros, los muelles y La Quebrada, desde donde los famosos clavadistas efectúan a diario su espectacular salto.

La ciudad cuenta con magníficas playas y la reputación mundial de ser un lugar donde se vive maravillosamente. También es un atractivo puerto, con las repercusiones medioambientales que esto acarrea; la calidad del agua de la bahía, por ejemplo, no es siempre la deseable y empeora notablemente en la época de lluvias, en los meses de junio a octubre.

La bahía principal de la ciudad, de 7 kilómetros de ancho, se ve interrumpida por una serie de playas: Playa Caletillas y Playa Caletas, que están situadas en la península, al sur del Centro. Se caracterizan por ser más pequeñas y acogedoras que las otras, pero son muy visitadas por las familias del lugar, que disfrutan de sus aguas limpias y tranquilas. Desde aquí se tarda 10 minutos en llegar en lancha a Isla la Roqueta , frente a la costa, donde hay restaurantes con techos típicos, un pequeño zoológico y varias playas.

Si su próximo destino apunta a un lugar de relax, Acapulco es la mejor opción.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *