Cala Llonga, un paraíso en Santa Eulalia, Ibiza

De todas las calas que se pueden encontrar en la isla balear, esta probablemente sea la más completa en servicios sin perder ni un ápice de belleza natural

Cala Llonga es una playa protegida en el interior de una profunda curva rodeada de montañas cubiertas de pinos. Situada a 6 km de Santa Eulalia, se puede llegar cómodamente por carretera hasta su zona de aparcamientos donde también hay lugar para personas con movilidad reducida.

Esta hermosa cala tiene 200 metros de largo por 100 metros de ancho y su arena fina y blanca es un reclamo perfecto para turistas y locales que disfrutan de su belleza con una completa gama de servicios. Junto a la playa hay zonas de juegos para niños, aparcamiento, accesos adaptados, WC con ducha, restaurantes, bares, comercios, hoteles, salvamento, hamacas, sombrillas y todo lo necesario para pasar un día de playa inolvidable.

En esta pequeña y popular playa se puede practicar buceo y también jugar al vóley-playa o ponerse en forma en el equipo de gimnasio al aire libre del paseo. Al estar rodeadas de frondosos bosques queda protegida de las inclemencias del viento y los fuertes rayos de sol según la hora del día.

Un paraje ideal para familias

La poca profundidad del agua en Cala Llonga hace que sea una playa muy recomendable para los más pequeños, de ahí que muchos de sus visitantes sean familias con niños. Además, el hecho de que haya zona de columpios en la misma arena es otro punto a favor para que el lugar se convierta en el destino preferido de los peques.

Esta bahía de aguas tranquilas es ideal para darse un baño relajado mientras se disfruta de toda la belleza natural del paisaje. Los más aventureros y quienes conocen bien la zona saben que hay pequeñas calitas vírgenes muy poco conocidas que apenas son accesibles a pie y no son visibles desde la playa donde encontrar absoluta paz y desconexión.

Por otro lado, la playa principal, al tener acceso inmediato a una gran variedad de cafeterías y restaurantes con una variada carta para todos los gustos también contribuye a su elección como destino estival. Eso por no contar con el hecho de que es un sitio muy accesible tanto en transporte público como privado.

Dónde alojarse en Cala Llonga

Existen diferentes opciones de alojamiento para pasar unos días inolvidables en este paraíso ibicenco. Hay apartamentos, hoteles, apartahoteles, villas y alojamientos vacacionales para todos los gustos y presupuestos. Se busque lo que se busque, se puede encontrar siempre una magnífica opción que se ajuste a las necesidades particulares de cada visitante.

Hay establecimientos que está a pocos minutos de la arena y otros que se sitúan algo más alejados. Desde los Resorts más lujosos a los albergues más modestos, esta cala ofrece una gran variedad de alojamientos y servicios para todos los gustos. Lo increíble es que a pesar de la gran cantidad de oferta turística que hay en este lugar, no se ha perdido nada de la belleza natural del paisaje y la tranquilidad de un destino de playa.

Y para completar la visita a este precioso rincón, ya que se va a estar alojado en la zona, conviene conocer los alrededores de Cala LLonga, pues hay varias calas, algunas de difícil acceso, otras más accesibles que conviene no dejar de visitar. Entre ellas están Cala Salada o Cala Tarida. La primera, situada en Sant Antoni de Portmany está a 34 minutos en coche; y la segunda, a la misma distancia está en el municipio de San José; ambas dos bellezas naturales más de esta maravillosa isla.

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *