¿Cómo planificar tu viaje a Lisboa?

Muchos ya saben que Lisboa guarda numerosos encantos por los que merece la pena ser visitada. Aquellos que ya han estado allí suelen repetir o, cuanto menos, recomendarla y para quienes la tengan ya entre sus planes nada mejor que saber cómo organizar de la mejor manera posible este viaje para poder sacarle el máximo partido.

  • Cómo llegar a Lisboa. Antes de los diferentes consejos sobre la capital portuguesa hay que tener presente las diferentes formas por las que se puede llegar hasta allí. Se puede llegar en avión y si se va a hacer desde España la gran ventaja es que este trayecto es muy corto, pues no hay mucha distancia entre un país y otro. Algunas compañías que ayudan a encontrar los vuelos más asequibles son ryanair o vueling. Eso sí, cuanta más antelación haya, mejor que mejor. También existe la opción del tren. De hecho hay un tren que cubre el recorrido de Madrid a Lisboa a diario y el precio no es nada elevado. Por último está la opción del coche. Muchos españoles (especialmente aquellos que colindan con Portugal, como es el caso de los extremeños, optan por este transporte) Al final no son tantas horas, permite más autonomía en destino y el coste del peaje no supera los 20 euros.
  • Prepara bien la maleta. Aunque a todos nos gusta salir estupendos en la fotos de vacaciones (y más ahora con tanta Red Social) es cierto que Lisboa (al igual que ocurre con otras ciudades, como es el caso de Roma y sus adoquines) no se presta a ir con tacones. Lejos de esto lo más recomendable es siempre optar por el zapato cómodo y recorrer sus calles. Sólo así se podrá dar con los rincones más encantadores, un tanto alejados de las zonas más turísticas. En función de la época del año en la que se viaje la ropa deberá ser un tanto holgada y fresca. En verano se agradecerá esto último mucho porque aunque el océano templa algo las temperaturas el estar en sus calles puede ser no del todo liviano si la vestimenta no acompaña.
  • Guías en español.Existen tours en español en la ciudad, incluso el famoso Free Tour que se basa en propinas y que sirve para hacerse una idea general de lo más importante del lugar. Después, si uno quiere investigar un poco más por su cuenta y acudir a otros lugares, como puede ser el caso de museos, lo mejor es hacerse con una de las guías que regalan en las oficinas de turismo de forma gratuita y que también están en español. En ellas han recopilado la información esencial de lo más destacado y la información a tener en cuenta para no perderse nada, como es el caso de cómo llegar a diferentes zonas y los horarios de apertura y cierre. Respecto a esto último comentar que suelen ser similares a los de España pero, en ocasiones, pueden ser algo más limitados, por eso conviene echar un vistazo a la guía y cerciorarse.
  • Precaución. No más que en cualquier otro sitio que sea turístico y se junte mucha gente pero es cierto que uno de sus tranvías (concretamente el 28) suele contar con algún que otro ladrón a la espera de un turista despistado. Con que se tenga esto presente, será suficiente.
Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *