Qué y dónde comer en la Costa Brava

La Costa Brava es un rincón privilegiado: un auténtico regalazo para sus habitantes y para los visitantes. A unos parajes de ensueño, un modelo turístico respetuoso con el entorno y la cultura, y unas ciudades donde parece haberse detenido el tiempo y donde es un auténtico pacer el simple hecho de dedicarnos a la contemplación, se le suma una excelente gastronomía, la culminación perfecta para que podamos disfrutar el extremo oriental de Cataluña plenamente con los cinco sentidos pero, ¿Qué y donde comer en la Costa Brava?

Las anchoas de L’Escala: la joya de la corona

Si hablamos de comida y Costa Brava, no ofenderemos absolutamente a nadie (bueno, quizás a la gamba de Palamós) si aseguramos que el producto estrella, por mimo en su producción, por trato cuidado en su conservación y por excelencia en cómo llega a nuestro plato, es la anchoa de L’Escala.

Qué y dónde comer en la Costa Brava

No serán pocos los restaurantes en L’Escala que nos ofrecerán este rico manjar presentado de múltiples formas: ya sea culminando una buena escalibada, o simplemente sobre una rodaja de pan refrescada con algo de tomate. El característico sabor fuerte pero a la par equilibrado de este producto barnizado en un poco de aceite de oliva sin duda merece encabezar cualquier referencia gastronómica de la Costa Brava. Y por supuesto, el pueblo que le da nombre merece también su espacio en la ruta: belleza marinera y encanto mediterráneo por los cuatro costados.

El efecto “Bulli”

La gastronomía de la Costa Brava se caracteriza ampliamente por los sabores tradicionales y ligados no sólo a la cultura catalana, sino también a tradiciones de otros pueblos que encontraron en el lugar un excelente sitio para establecerse como los judíos en Girona o los griegos en Empúries, y que quedan en el recuerdo en platos como el cordero con dátiles.

Pero en los últimos años, gracias primero al empuje de pioneros en la cocina contemporánea como Ferran Adriá o Carme Ruscalleda, o los Hermanos Roca en la actualidad, la Costa Brava también ha despuntado en lo que a cocina innovadora se refiere.

No hace falta que acudamos a las catedrales de esta nueva cocina, como el Celler de Can Roca o el Sant Pau. A lo largo de toda la costa podemos encontrar restaurantes que sin ser pretenciosos, nos servirán la mejor nueva cocina sin que tengamos que hipotecarnos para ello.

Ojo eso sí con que nos den “gato por liebre”: si no acudimos a restaurantes de conocido renombre que sepamos cómo funcionan, recomendamos que previamente revisemos reseñas de clientes u ojeemos lo que allí se sirve y sus precios.

Los chiringuitos y restaurantes de puerto

Si las pretensiones de la nueva cocina no van con nosotros y preferimos los sabores de toda la vida, el mar es nuestro mejor aliado.

Allá donde haya un puerto, habrá pescado fresco y los de la Costa Brava son excelentes. De igual forma recomendamos que previamente nos informemos para no caer en aquellos chiringuitos de “paellador y sangría”, pero será más complicado encontrar en la Costa Brava un restaurante donde nos sirvan mal que uno que nos deje con el paladar tocando el cielo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *