Ibiza y todo el encanto del Mediterráneo

La mayor de las Pitiusas es un destino turístico de primer orden y con la llegada de la primavera combina la belleza de sus calas y playas, con paisajes interiores que sorprenden a todo el que la visita.

Si tenemos la suerte de poder hacer una escapada a Ibiza, o podemos disfrutar de unas mini vacaciones, la isla no nos defraudará, porque encontrar un lugar tranquilo en el que contemplar puestas de sol de postal, aquí no resulta complicado.

Planificar nuestra estancia en Ibiza

Son muchos los planes apetecibles con los que Ibiza siempre sorprende, desde calas que conservan intacto un entorno natural en el que contrastan las aguas turquesa y el verde de los pinares que casi tocan el mar, hasta pueblos que han sabido conservar su esencia pese al turismo masivo. Antes de sumergirnos en sus paisajes, primero debemos llegar y elegir un alojamiento que se adapte a lo que queremos.

Desde la Península, podemos llegar a la isla por avión o en barco. Si elegimos la primera opción, encontraremos vuelos a precios muy económicos con salidas desde Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla o Valencia, entre otras ciudades. El barco es otra posibilidad a tener en cuenta sobre todo si decidimos viajar con nuestro propio coche, siempre una buena idea si queremos recorrer la isla a nuestro aire y descubrir algunos de sus rincones secretos. Barcelona, Denia o Valencia son algunos de los puntos de partida desde los que poder embarcar rumbo a Ibiza.

En cuanto al alojamiento, la isla dispone de una amplísima oferta que se adapta a todos los gustos y bolsillos. Hoteles de todas las categorías, resorts, apartamentos… y si buscamos algo único y especial, también podemos elegir quedarnos en alguna exclusiva villa o casa en Ibiza, ubicada, tal vez, sobre un acantilado que mire al mar y nos impacte con sus vistas. Un plan, sin duda, más que apetecible.

Qué no nos podemos perder en nuestras vacaciones ibicencas

Parajes naturales en los que el tiempo parece haberse detenido, pueblos de casas blancas, que han sabido conservar sus tradiciones y, por supuesto, playas de ensueño donde descansar y desconectar del estrés de la vida cotidiana… son tantas las opciones que ofrece Ibiza que resulta difícil elegir.

En Ibiza encontraremos la playa de nuestros sueños. Cala Jondal, con su famoso Tropicana Beach Club, Playa den Bossa, con su extenso arenal y sus aguas cristalinas perfectas para la práctica de deportes náuticos, la discreta y casi virgen Cala Oliveira o Cala Molí, en la costa oeste, son solo algunas de las posibles propuestas para disfrutar del sol y del mar.

Además, no podemos dejar de visitar algunos de los pueblos más bonitos y animados de la isla como Sant Antony de Port Many, con su maravillosa bahía y su “ambientazo” sobre todo en verano, San Carlos, con su conocidísimo mercadillo hippie de Las Dalias o la tranquila localidad de Santa Gertrudis, uno de los pueblos en los que podremos acercarnos a la Ibiza rural y menos conocida son algunas visitas que no pueden faltar en nuestro recorrido.

Además de disfrutar de los paisajes que guarda la isla, no podemos olvidar su oferta de ocio diurno y nocturno. Restaurantes y discotecas como Pacha o Space, famosas en todo el mundo por sus interminables fiestas, completan un plan vacacional que resulta, simplemente, irresistible.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *