Los mejores circuitos por Bélgica

Uno de los países más interesantes para viajar por Europa es, sin duda, Bélgica. Conocido por su gran oferta cultural, este pequeño país cuenta con un sinfín de tesoros para el turista. Sus ciudades impactan por su belleza, sus atracciones turísticas, historia y gastronomía. El tamaño manejable de sus principales ciudades hace posible que un circuito por Bélgica sea una opción maravillosa para unas vacaciones.

La ventaja de los circuitos organizados

Si bien es cierto que siempre se puede organizar un circuito por uno mismo, contratarlos nos da bastante ventajas como turistas. Para empezar, ahorraremos mucho tiempo buscando conexiones, hoteles e incluso rutas por las ciudades de Bélgica. Además, aunque se suele pensar que viajar por uno mismo es más económico, es difícil competir con los precios que los mayoristas tienen, ya que su volumen de reservas es mayor y consiguen mejores ofertas.

El idioma no será una barrera, pues los circuitos se ajustan a nosotros. Asimismo, siempre podemos contratar un seguro de cancelación por si nos encontramos con algún impedimento a la hora de viajar.

Como vemos, las ventajas son muchas. Es posible encontrar, además, una amplia variedad de opciones como circuitos por Bélgica con Centraldevacaciones. Una inmensa oferta de viajes que te acercarán a lo mejor de este país.

Circuitos por Bruselas, Gante y Brujas

Sin duda son las tres ciudades ganadoras en cuanto a turismo. Un circuito que combine estas tres urbes hará las delicias de los amantes de la historia, de los edificios históricos y sí, también del chocolate y la mejor cerveza belga.

Bruselas es el corazón de la Unión Europea, pero además cuenta con rincones bellísimos. No podemos dejar de ver la Grande Place, una plaza histórica rodeada por majestuosos edificios del siglo XVII. También podemos ver muy cerca el Manneken pis, esa curiosa estatua de un niño miccionando que cuenta, además, con todo un repertorio de trajes regionales y curiosos venidos de todo el mundo. Puedes visitar también el museo en el que se guardan.

Pasear por la Bruselas más tradicional es increíble, pero también podemos visitar la parte más moderna con edificios y monumentos como el Atomium.

Si buscamos un circuito que pase también por Gante, estaremos ante una de las ciudades más mágicas de Bélgica. No podemos perdernos el castillo de Graventsteen, del siglo XII y antigua residencia de los Condes de Flandes. Tampoco el puente de Sint-Michielshelling o la iglesia de San Nicolás, destacando el campanario que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por último, Brujas, una de las ciudades más mágicas de Europa. Una urbe llena de historia con un centro histórico lleno de abadías y casas del siglo XV.

No te pierda el Grote Markt o Plaza Mayor, en el corazón de la ciudad. Edificios medievales y pintorescas fachadas rodeadas de una amplia oferta gastronómica.

Visita también el Muelle del Rosario, el Parque Minnewater o la plaza Burg.

Lo mejor de todo es que, como comentábamos, contratando un circuito por Bélgica no te perderás absolutamente nada de lo más importante de todas estas ciudades.

Un crucero por el Rhin

Otra de las opciones que podemos elegir cuando queremos visitar Bélgica y países de alrededor es escoger un crucero por el Rhin.

Lo cierto es que es una de las rutas más interesantes en esta zona de Europa; y es que en un mismo viaje podemos visitar ciudades como Bruselas, Rotterdam, Ámsterdam y Frankfurt. Así, no nos centraremos únicamente en Bélgica y visitaremos países tan pintorescos como Países Bajos o Alemania.

Rotterdam, por ejemplo, cuenta con una oferta turística muy interesante, con visitas a su famosa Casa Cubo, el Edificio Lápiz, el Market Hall o su museo marítimo, sin olvidar que es una ciudad muy vinculada al agua.

Pero si hablamos de una ciudad vinculada a ese agua, no podemos negar que Ámsterdam es, por excelencia, la favorita. Sus hermosos canales harán que vivamos un paseo romántico lleno de sorpresas. Edificios históricos y una oferta en museos que pocas ciudades pueden igualar.

No podemos olvidar que en Ámsterdam, además del pintoresco Barrio Rojo, se ubican museos de la talla del Rijksmuseum, con la mayor colección del mundo de arte holandés, el Museo Vang Gogh, con más de 200 obras del pintor y la Casa de Ana Frank, el lugar en el que la joven se ocultó y escribió su diario, historia absoluta de la literatura y de Europa.

En cuanto a Frankfurt, también se puede disponer de una oferta de museos muy interesantes, además de paseos muy agradables como la ciudad. Encontramos, por ejemplo el Stádelsches Kunstinstitut, que es uno de los museos más famosos e importantes de Alemania, con obras maestras del arte europeo de hasta nueve siglos. Es sólo una muestra, pues en esta ciudad hay más de 60 museos.

 

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *