Comporta un paraíso en la tierra

Si se busca el lugar perfecto para cargarse de buenas energías y disfrutar de las maravillas que ofrece Portugal, sin lugar a dudas se debe visitar Comporta. Este paraíso se encuentra ubicado a 1 hora y 15 minutos de Lisboa.

Comporta un paraíso en la tierra

Al llegar a esta enigmática región de Portugal, se podrá apreciar la belleza de sus paisajes y disfrutar de un extraordinario clima que se encuentra fuertemente influenciado por el atlántico.

Durante por lo menos los 5 meses del año, Comporta es poco frecuentada por los turistas. Esto, lo hace el lugar indicado para descansar y recrearse. Para ello se recomienda alquilar una casa en Alma da comporta, donde sin duda alguna se podrá ubicar el mejor alojamiento.

Todos los visitantes coinciden en que los amaneceres más hermosos de Portugal se pueden apreciar en Comporta. Este lugar por encontrarse enclavado en un entorno casi virgen y rodeado de campos de arroz, es la reserva natural perfecta para las aves.

En este sentido, fascinante despertar alegremente seducido por el canto de los pájaros que van a comer a los arrozales de Comporta. Así mismo, en la noche después de disfrutar de una exquisita cena, muchas parejas deciden caminar a lo largo de la costa, disfrutando la suave brisa marina y de un cielo hermosamente decorado con estrellas.

La vida en Comporta

Las personas que viven en Comporta tienen hábitos muy arraigados. Por ejemplo, en las mañanas de los fines de semana o épocas vacacionales, pueden verse muchos ciudadanos sentados al aire libre tomándose una taza de café que comparten con los turistas y les cuentan las historias del pueblo.

De igual manera, por ser un sitio que invita a la recreación, al descanso y a la aventura, es parte fundamental del disfrute de la región, ir a los bazares que permanentemente hay en el pueblo. Aquí se podrán encontrar adornos para el recuerdo, ya que al comprarlos se está llevando un pedacito de Comporta.

Además, por ser un lugar turístico, los pobladores son gente muy amable por lo que en ellos se encontrara siempre la mejor disposición que ayudara a que se pasen las mejores vacaciones.

En Comporta se puede aprender sobre el estudio de las aves, así como de arquitectura. Esto se debe a que existen variadas construcciones hechas por los antiguos pescadores, y que hoy día se mantienen en un extraordinario estado de conservación.

En este lugar existe una tradición no escrita y es que después de pasar un día en la playa, las personas se dirigen a los pequeños restaurantes para sentarse en las terrazas, disfrutar de un Gin Tonic y compartir con los pobladores.

El ritmo de vida en esta región es lento. Es decir, la gente no vive con el ajetreo de las capitales de las ciudades y tienen tiempo para todo. A pesar de esto, es un sitio que le da la bienvenida a la modernidad aunque respetando sus tradiciones y costumbre.

Donde alojarse en Comporta

Los alojamientos que se encontrar en este paraíso ubicado al borde del atlántico, son totalmente ecosostenibles. Por ejemplo, las casas de alquiler de Alma da Comporta, fueron refugios de pescadores.

Posteriormente se convirtieron en cabañas o viviendas con todas las comodidades y con un toque de glamur. Esto con la intensión de hacer sentir al visitante, como si se encontrara en un hotel de lujo de los mejores del mundo.

Por lo general, las casas de alquiler se encuentran en lugares desde donde es muy fácil llegar a tiendas, restaurantes, e incluso playas. Además ofrecen buena seguridad a los visitantes.

De igual manera, ya que comporta pertenece a una reserva natural, se podrán disfrutar los extraordinarios paisajes desde los ventanales de las casas que son alquiladas para alojamiento turístico.

Ruta hacia Comporta desde Lisboa

Existen varias formas de llegar a Comporta desde el aeropuerto. La primera es por carretera dirigiéndose hacia el puente Vasco da Gama.

Luego se transita por una agradable carretera que permitirá que se pase junto al pueblo de Alcacer Do Sal que se extiende a lo largo de la orilla de un hermoso rio hasta llegar a Comporta.

Cuando una persona nunca ha ido a este lugar, sabra que ha llegado cuando comienza a ver los paisajes enigmáticos que ofrecen sus playas, así como la belleza de su variada vegetación.

Otra forma de llegar a este paraje idílico conocido como Comporta en Portugal, es conducir hasta el puerto Setúbal. Allí se podrá tomar un ferry y disfrutar de un extraordinario crucero de tan solo 25 minutos.

Una vez que llega al puerto Troia, tan solo se tendrá que transitar 15 minutos de carretera. En este recorrido se podrá disfrutar de las finas arenas blancas que tapizan las playas de Comporta.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *