Formentera, un paraíso por descubrir

La isla está al margen de grandes explotaciones turísticas, lo que la convierte en una joya de gran belleza natural.

Las islas Baleares son conocidas en todo el mundo por ser uno de los lugares de vacaciones del Mediterráneo. De ellas, Mallorca e Ibiza destacan como las principales, aunque hay una joya en este archipiélago que bien merece una visita. La isla de Formentera es la más pequeña de las principales, y se ha mantenido alejada de los grandes complejos que se pueden encontrar en otras islas. Lejos de ser un inconveniente, esta situación la convierte en perfecta para encontrar tranquilidad y desconectar de verdad. ¿Quieres conocerla?

Playas de agua turquesa

La imagen de aguas claras y playas idílicas no es exclusiva del Caribe. De hecho, en Formentera se pueden encontrar playas preciosas. Alguna de ellas está considerada como de las mejores del mundo.

Una de las razones por las que estas aguas son tan espectaculares es que alrededor de la isla hay una gran población de Posidonia, una planta que actúa como filtro natural y que tiene mucha importancia. Tanta que se ha creado una reserva para protegerla. Además, la UNESCO la ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

Edificaciones defensivas

La ubicación de la isla la ha convertido en un enclave estratégico para todas las civilizaciones del Mediterráneo. Algo que se aprecia en las torres de vigilancia y defensa y los faros, repartidos en calas y acantilados. No hay más que acercarse a lugares como el faro de la Mola o la torre de Punta Prima para ver cómo se defendían todos los flancos del ataque de piratas o conquistadores.

Molinos e iglesias

A pesar de lo pequeña que es la isla, hubo una gran actividad en el molido de harina. Desde el siglo XVIII estuvieron funcionando hasta 6 molinos de viento. Ninguno de ellos sigue en activo, pero sí se pueden visitar. Junto al faro de la Mola que hemos mencionado antes se conserva uno intacto, con la maquinaria que se usaba hasta mediados del siglo pasado.

En cada uno de los núcleos de población de Formentera hay una iglesia. De aspecto sencillo y claramente ibicenco, resaltan las formas cuadradas y el color blanco.

Actividades acuáticas

Formentera es perfecta para disfrutar de actividades en el mar. Desde alquilar un velero o navegar en kayak hasta practicar submarinismo, la lista es muy larga. Y lo mejor de todo es que podrás disfrutarlo con tranquilidad. La isla es un espacio protegido en su mayoría, lo que ha contribuido a que haya pocas plazas hoteleras y de alojamiento.

Rutas a pie, a caballo o en bicicleta

Hay más de 30 senderos que te permiten disfrutar de todos los encantos de la isla a tu ritmo. Puedes hacerlos a pie, montando en caballo o en bicicleta. Una forma eficaz de hacer turismo tranquilo, lejos de agobios y en un enclave donde parece que no ha llegado la mano del hombre.

Cómo ir a Formentera

La única forma de llegar a Formentera es por mar. Desde Ibiza, hay varias empresas que ofrecen barcos que llevan hasta la isla en rutas directas. Una de ella es Aquabus Ferry Boats (aquabusferryboats.com), que hace el recorrido de ida y vuelta para turistas y residentes en las islas. También dispone de excursiones especiales de un día desde Ibiza para disfrutar de una escapada y ver algunos de los atractivos que hemos mencionado.

Si te gusta la playa y la naturaleza, y buscas tranquilidad, Formentera es el lugar perfecto. Prepárate para conocer este paraíso natural, el último que queda en el Mediterráneo según aseguran algunos. No hay semáforos ni agobios, solo una isla que te espera con los brazos abiertos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *