Guía de viaje de la isla de Córcega, una tierra misteriosa y todavía desconocida

La isla de Córcega, situada en el mar Mediterráneo occidental a unos 170 kilómetros de la Francia Continental, es conocida como “la isla de la belleza” por todas las joyas que esconde, y representa el lugar ideal para pasar las vacaciones de verano. En esta época recibe, cada año, una gran cantidad de turistas que desean visitarla y disfrutar de las playas de agua turquesa, del espectáculo de grandes acantilados esculpidos por el viento y  de una gran variedad de ciudades repletas de cultura y arte.

Antes de visitar la isla, tendremos que tener en cuenta varios aspectos que sirven para organizar un viaje ideal.

Medios de transporte para llegar

La isla está relativamente cerca de España, y uno de los mejores medios que podremos elegir para llegar será el ferry, que representa una manera barata y cómoda. Es aconsejable reservar con bastante antelación ya que las compañías suelen ofrecer muchas promociones y diferentes tipos de viajes a la isla. El avión, por otro lado, también será un medio por el que decantarse. Sin embargo, el precio será un poco mayor, pero el trayecto mucho más rápido.

Cómo moverse en la isla

Una vez estemos en la isla no tendremos ningún problema para desplazarnos. Córcega ofrecerá a sus visitantes varias opciones entre las que elegir. Alquilar un coche o una moto son dos de las formas más cómodas, que nos ofrecerán mayor libertad a la hora de visitar la isla. El bus y el tranvía son más caros que los dos anteriores pero perfectos para disfrutar de las vistas que ofrece la localidad y de los mejores puntos de interés. Será nuestra elección optar por el medio que más nos guste.

¿Es un problema si no hablo francés?

Tenemos que reflexionar sobre el hecho de que, una vez estemos allí, tendremos que expresarnos en un idioma diferente. El español y el inglés se hablarán vagamente,  entonces siendo el francés el idioma oficial, sería mejor aprenderlo un poco, para comunicar sin dificultad. Conocer este idioma será útil para expresar lo que necesitamos y para desempeñar las actividades cotidianas que tengamos durante nuestra estancia (reservas, pedidos en los restaurantes…). Para solucionar dicha cuestión podríamos empezar a estudiar francés directamente con nuestro móvil, en una de las numerosas plataformas online dedicadas al aprendizaje de idiomas. Una de estas es Babbel, que ofrece una lista de las principales frases en francés que serán muy útiles durante el viaje, además de cursos de lengua online. Si después te enamoras de este idioma… ¡Puedes seguir estudiando!

¿Qué ver?

No podríamos despedirnos de Córcega sin saber los puntos de mayor interés turístico.

Hay algunas localidades perfectas para conocer su cultura e historia, que no podemos perdernos durante nuestro paso por la isla.

Ajaccio, capital de Córcega y una de las ciudades más grandes. Es obligatoria la visita a su paseo marítimo, que recorre la mayor parte de la localidad, y desde el que podremos contemplar el alto número de ferris y aviones que llegan. El núcleo de la ciudad es la Ciudadela, que deberemos visitar junto con los mercados artesanales que venden productos locales. Además, es muy peculiar el mercado de las pulgas, donde se pueden comprar objetos raros de segunda mano.

Porto Vecchio es la tercera ciudad de la isla, un importante sitio turístico que atrae a miles de personas todos los veranos. Se encuentra a los pies de las Aiguilles de Bavella, las montañas más bellas de Córcega. Los lugares que no te puedes perder en esta ciudad son el casco antiguo, que presenta fortificaciones del siglo XVI, la playa de ensueño de Palombaggia, una de las más bellas de Europa, la playa de Santa Giulia y la bahía.

Bonifacio será el pueblo más fotografiado de los que podremos encontrar en la isla. El motivo de esto reside, en primer lugar, en su posición geográfica, ya que está situado sobre un enorme acantilado al sur de la isla. Dispone de una gran muralla que lo rodea, unos miradores desde los que podremos visualizar toda la isla y las localidades cercanas, un cementerio marino y un espectacular casco antiguo. La actividad principal por la que destaca esta localidad es el paseo en barco a las Islas Lavezzi, islas vírgenes con un paraíso repleto de arena blanca y aguas color turquesa y cristalinas.

Para terminar, podríamos optar por la desconexión y el relax. La Playa de Ostriconi conseguirá darnos los que estamos buscando. Una enorme playa en forma de arco y compuesta de una arena blanca como la nieve, perfecta para tomar el sol y disfrutar de actividades en familia y amigos. Antes de llegar, podremos pasarnos por Domaine d’Ostriconi, el mejor lugar que encontraremos para abastecernos con los mejores productos gastronómicos de la zona.

Como hemos podido comprobar, Córcega es un paraíso natural. Si estamos buscando el destino perfecto para desconectar, diferente a lo demás y que nos ofrezca una experiencia perfecta e inolvidable, la isla de Córcega será nuestro sitio.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *