Svalbard, el reino del oso polar

El archipiélago de se encuentra en el Océano Ártico, a medio camino entre Noruega y el Polo Norte. Aquí puedes explorar un desierto ártico intacto, o encontrarte con una vida silvestre muy especial, en un entorno que es resistente y frágil.

Svalbard, el reino del oso polar

Svalbard ha fascinado a muchos viajeros, ya que la vida silvestre, la naturaleza ártica y los antiguos pueblos mineros  de las islas son de una belleza austera y extraña y que no se encuentran en ningún otro lugar.

¿Spitzberg o Svalbard?

El nombre exacto ya es un desafío en sí mismo y se refiere a la historia del descubrimiento del archipiélago y es que a finales del siglo XII, los vikingos vieron una tierra que nombraron en su idioma que es el antiguo islandés, “Svalbard” (que quiere decir “costas frías“).

400 años después y hacia finales del siglo XVI, el navegante holandés Willem Barents descubre una isla que bautizó como “Spitsbergen” (que quiere decir “montañas afiladas”) y un poco más tarde, los balleneros pensando que se estaban acercando a una parte de Groenlandia, usaron el mismo término “Groenlandia”.

Durante mucho tiempo se utilizaron los términos Spitsberg (ortografía holandesa y escandinava) o Spitzberg (ortografía alemana), para designar estas islas que no pertenecían a nadie.

Cuando en 1925 este archipiélago quedó bajo la soberanía de Noruega (ratificación del tratado de Svalbard de 1920), el gobierno noruego aprovechó la oportunidad y reintrodujo el antiguo nombre vikingo Svalbard, que en adelante designará formalmente todo el archipiélago.

El nombre “Spitsbergen” continuará haciendo referencia a un grupo de islas que incluyen la isla principal, Nordaustland, Edgeøya y Barentsøya, pero sin Kvitøya, Kong Karls Land, Hopen y Bjørnøya.

Para designar la isla principal se inventó también el término oficial “Vest Spitsbergen” (Spitsberg occidental), que se abandonará en los años 60, por ser algo confuso.

Así y desde la regulación oficial de 1969, el nombre Spitzberg significa la isla principal y el nombre Svalbard todo el archipiélago, incluyendo Kvitøya, Kong KarlsLand, Hopen y Bjørnøya.

¿Cómo llegar a Svalbard?

Si estás pensando realizar un viaje a svalbard, el modo más común de transporte a es el avión.

En el pasado, la principal actividad del archipiélago era la caza de ballenas, pero el desarrollo sostenible ha cambiado la situación, ya que casi dos tercios de Svalbard son ahora áreas protegidas y están divididas entre reservas naturales y parques.

Svalbard  hacia un turismo sostenible

El “Certificado de Destino de Turismo Sostenible” es una etiqueta de calidad otorgada a destinos que buscan sistemáticamente reducir el impacto del turismo en el medio ambiente.

Además de ofrecer a los visitantes experiencias agradables, el destino debe preservar la naturaleza, la cultura y los ambientes locales, reforzando los valores sociales y preocupándose por ser económicamente viable. El municipio y la industria de viajes deben trabajar juntos para garantizar que el destino sea un buen lugar para vivir y que los visitantes sean bienvenidos.

Características de Svalbard

  • Svalbard está muy próxima al Polo Norte, encontrándose a menos de 1.100 km. Esto hace de este archipiélago una verdadera plataforma desde la cual comenzaron las expediciones aéreas polares a principios del siglo XX.
  • Hoy en día ofrecen un campo único para la investigación científica.
  • La geología ha establecido una vasta meseta submarina en el Mar de Barents, creando la zona marina más rica del Atlántico Norte. De la misma manera, el archipiélago está formado por una parte de rocas escarchadas que ofrecerán increíbles paisajes.
  • En Svalbard existen recursos sustanciales de carbón que aseguraron la economía a lo largo del siglo XX.
  • La corriente cálida con la que cuenta Svalbard se une a la corriente fría de Siberia en la isla Bear, una zona que la mayoría de veces suele estar nublada y donde podemos ver que sus orillas están llenas de troncos transportados por los grandes ríos siberianos.
  • La biología tiene mares muy ricos que ofrecen grandes concentraciones de aves y osos polares.

Svalbard al igual que otras regiones polares, se ha convertido en uno de los destinos turísticos más impresionantes, dejando a los visitantes con una gran impresión y con muchas ganas de volver.

Svalbard es un desierto polar por excelencia, a veces duro y a veces idílico, con sus picos irregulares y oasis de vegetación, sus glaciares en movimiento y sus parches de hielo a la deriva.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *