Tenerife, una tierra natural la mires por donde la mires

©Miguel Ángel García.

Cuando pensamos en las Islas Canarias, siempre llegamos a la conclusión de que se trata de un lugar de características únicas, pero saber con certeza qué es lo que las hace tan especiales puede ser más complicado. Aunque es muy sencillo, solo tienes que poner el punto de mira en una de ellas para darte cuenta de que así es. Y, ¿qué mejor que fijarse en Tenerife? La que alberga el pico más alto de España.

Y es que Tenerife lo tiene todo, todo lo atractivo que puedas imaginar para disfrutar de cada segundo de tu paso por sus hermosos rincones. Desde parajes naturales de increíble belleza, que su Parque Nacional del Teide preside, hasta preciosas playas con un aspecto paradisíaco que te permitirán relajarte al máximo o aprovechar para divertirte con las actividades que en ellas se organizan. Pero esta isla no es solo naturaleza, es un conjunto de cualidades a todos los niveles, contando su clima inmejorable, que lleva a considerar que la primavera reina sobre ella todo el año, así como su gente y su vida, una suma difícil de equiparar.

Ahora bien, esto te llevará a preguntarte más y más sobre Tenerife al picarte el gusanillo por conocerla y habrás de prever cómo hacerlo y por qué decantarte, pues es difícil que consigas verla al completo de una vez. Esto tenlo por seguro, porque ya no es solo su lado auténtico en lo que a naturaleza y gente se refiere, sino que posee destinos con un gran valor cultural e histórico como son Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Es decir, la excusa perfecta para que vuelvas sin demasiada demora.

La mejor forma de recorrer la isla es aquella que se adapte a ti y que te permita descubrirla manteniéndote cerca del calor de su gente, a la vez que respiras su aire puro. Por eso, tendrás varias opciones para hacerlo, de las que probablemente combinarlas sea la mejor de ellas. Una forma es conseguirte un coche de alquiler, que te ofrezca la posibilidad de moverte a tu antojo sin depender de nada ni nadie en ningún momento. En cambio, puede que prefieras “que te paseen”, que tú te puedas centrar en descansar y olvidarte hasta de conducir, por lo que buscar un taxi en Tenerife es una de las mejores alternativas, más exclusivo y cómodo y flexible en cuanto a horarios que un autobús. También existe la posibilidad de que alquiles una bicicleta y seas tú el motor que te conduzca de un sitio a otro, tu propia energía. En suma, formas tienes para elegir la que más te convenga.

Eso sí, la conozcas de un modo u otro, acabarás adentrándote en el ambiente que la caracteriza y no podrás dejar de saborear sus ricos platos mezclándote con los tinerfeños, porque no se es consciente de lo mucho que ofrece un lugar hasta que se llega hasta su cocina, hasta lo más propio del día a día de su gente.

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *