Todo lo que Palma de Mallorca tiene por ofrecerte

La ciudad de Palma de Mallorca es uno de los puntos de referencia dentro del turismo de nuestro país. Si ya de por sí las Islas Baleares cuentan con suficientes encantos que merecen mucho más que una visita, Palma de Mallorca es, por derecho propio, una ciudad que tiene muchísimo que ofrecer a cualquier visitante.

Si piensas que en esta ciudad solamente se lleva el turismo nocturno y de playa, estás muy equivocado, porque el indudable valor cultural de la ciudad deja siempre huella en quien la visita.

Palma de Mallorca: magia en cada rincón

Si es tu primera visita a la ciudad, una buena forma de hacerse a la idea de cómo es consiste en realizar un tour por Palma. Puedes planificar la ruta por ti mismo o dejarte llevar por compañías que organizan los conocidos como free tour. Un ejemplo es Mallorca Free Tour.

Uno de sus puntos de interés es la Catedral, icono de la ciudad. Un imponente edificio de estilo gótico que fue reformado por Antonio Gaudí, quien la dotó de un estilo muy característico. Sus imponentes columnas alcanza una altura mayor de 20 metros, y la catedral cuenta con unos de los rosetones góticos más grandes del mundo. A la salida del templo, podrás admirar el parque del mar, una explanada en la que disfrutar de la vista exterior de la catedral y de unas vistas que quitan el hipo.

El Palacio de la Almudaina es otro de los puntos de interés de Palma de Mallorca. Ha sido un punto de encuentro tanto de la realeza española como de dinastías pretéritas. Cuenta con un interior digno de admiración que se ve completado por una fachada exterior que nos transporta a otras épocas.

Lejos de todo bullicio podemos encontrar un barrio que en su día albergó a una gran población judía, lleno de calles estrechas y en la que las sombras y la luz juegan de manera continua. El barrio judío hunde sus raíces en el siglo XIII y ha dejado una huella imborrable en el corazón de la ciudad.

Muchas personas desconocen que la ciudad de Palma tiene murallas, y todavía quedan algunos restos que podemos observar con claridad. La ciudad estuvo antiguamente fortificada, y desde la zona del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, gozarás de unas vistas magníficas de toda la ciudad. Merece la pena tomar buenas fotografías y contemplar la particular arquitectura de Palma.

La Lonja es un edificio que cuenta con 600 años y fue la sede del Colegio de Mercaderes. Sus arcos y columnas son dignos de admirar, ya que son helicoidales, y el exterior es de estilo gótico. Suele ser sede de exposiciones temporales. Lo que antes era un bullicioso recinto, es ahora un lugar tranquilo.

Si nos alejamos algo de la ciudad, podremos maravillarnos con el Castillo de Bellver. Se trata de una fortificación del siglo XIV, ubicada en lo alto de una colina muy frondosa, ya que cuenta con una gran cantidad de pinos, el árbol típico del Mediterráneo. Por si no lo sabes, es uno de los pocos ejemplos de castillo circulares que quedan en el mundo.

Una visita a Palma de Mallorca es siempre toda una experiencia, porque todo lo que tiene por ofrecer se completa con un impresionante paseo marítimo que invita a estirar las piernas y en tomar algo en alguna de sus terrazas.

Sea cual sea el motivo de tu visita, la ciudad de Palma es muy acogedora y goza de una luz y un clima especial. Lo mejor es que no te lo cuenten y lo descubras por ti mismo.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *