Barcelona en 3 días: Qué visitar

Cuando estamos planificando la visita a una gran ciudad siempre surgen las mismas dudas: ¿cuántos días voy necesitar para ver lo más básico? En el caso de Barcelona, la estancia mínima para tomar un contacto con la ciudad serían unos tres días. Una urbe como ésta, referente de primer nivel en el turismo internacional, necesitaría de más tiempo, pero tres días también pueden dar mucho de sí, sobre todo si sabemos organizarnos.

¿Qué hacer en Barcelona en tres días? Os vamos a proponer tres itinerarios básicos. Como no queremos estresar a nadie, la agenda no estará repleta de direcciones; son rutas cómodas para disfrutar de la ciudad sin prisas y sin agobios.

Día 1: Centro, Ramblas y Barrio Gótico

Entre los barceloneses, la expresión “bajar al centro” significa dirigirse a la plaza de Catalunya. De allí parten las rutas a pie que nos van a llevar al núcleo histórico de la ciudad, donde encontraremos desde vestigios romanos hasta restos de la antigua muralla medieval.

Partiendo de Plaza de Catalunya, nuestra propuesta es bajar por las Ramblas, el paseo más colorido y representativo de Barcelona. El trayecto nos permitirá contemplar algunos edificios emblemáticos, como el Palau de la Virreina, el entrañable Mercat de la Boquería y el Gran Teatre del Liceu, exponente de la lírica mundial.

El paseo finaliza en el mar, frente a la estatura de Colón, y el margen izquierdo conecta con el barrio Gótico, la auténtica joya de Barcelona. Callejear por la zona nos pemitirá adentrarnos en la Barcelona medieval y descubrir rincones que se han convertido en platós cinematográficos. Allí se encuentra la Plaza de Sant Jaume, con dos edificaciones regias: el Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat. Subienda a la izquierda, la majestuosa catedral gótica, calles empedradas y plazas singulares, como Sant Felip Neri, plaça del Rei o la plaça del Pi.

Por la tarde, la propuesta es visitar los barrios situados a la izquierda de la Vía Laietena, en especial el Born, donde se levanta  la majestuosa catedral del Mar. Es una zona con terrazas y una buena ambientación nocturna.

Día 2.  La ruta del Modernismo

Partimos de nuevo desde plaza de Catalunya y nos dirigimos en primer lugar al Palau de la Música, una de las construcciones más emblemáticas del Modernismo catalán. Después tomaremos rumbo hacia el Paseo de Gracia para conocer algunas creaciones de Antoni Gaudí:  la espectacular casa Batlló y la Casa Milà, más conocida como la  Pedrera. No os quedéis solo con las fachadas, los interiores son deslumbrantes.

Otras visitas ineludibles son el templo de la Sagrada Familia y el Parc Güell, situado en la parte alta del barrio de Gracia. De vuelta, os proponemos callejear por este popular barrio barcelonés, con calles estrechas y aire bohemio.

Día 3. El litoral

La ruta por el litoral podemos iniciarla en la montaña de Montjuïc, una extensa zona verde que alberga museos, jardines e instalaciones deportivas, como el estadio olímpico, el Palau Sant Jordi o las piscinas Picornell. De allí parte un teleférico que conecta con la zona portuaria. No os perdáis el Moll de la Fusta, el pintoresco barrio marinero de la Barceloneta y la zona de playas. Uno de los espacios más concurridos es la Vila Olímpica, con una extensa oferta de ocio y restauración.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *